Parte de ellos...

día 240

Siempre que alguien preguntaba tú sonreías y murmurabas: "Hay cosas de las que es mejor no hablar". Nunca olvidaré la tarde que confesaste la verdad. Aquel domingo de noviembre desayunábamos tortitas sentados sobre la cama a las cinco de la tarde, y es que no es fácil madrugar después de una noche entera de fiesta. Me encantaba mirarte llenarte la cara de nata, con aquella vieja camiseta mía que siempre que dormías en mi casa utilizabas de pijama. Entonces, de repente, sin que yo te preguntara lo soltaste todo. Hablaste de dos mil once, y de como el mundo se terminó un año antes de que lo predijeran los mayas. Hablaste de la primavera más fría de tu vida y no precisamente de aquella que pasaste en Oslo. Hablaste de venganzas secretas y de noches de lágrimas. Hablaste de huidas, de nieve, de olvido. Cuando terminaste de hablar yo no pude evitar abrazarte y acariciarte el pelo, parecías tan frágil. En ese momento, con los ojos apunto de llorar me miraste y dijiste:

-¿Sabes? Se puede seguir queriendo después del olvido.

Yo asentí, y es que tenías razón. En ese momento fue justo cuando lo comprendí. Aunque pasaran los años, aunque llegara el olvido, yo te iba a querer siempre.

16 comentarios:

  1. Es precioso y es cierto que aunque todo pase y las personas desaparezcan hay algunas que han hecho tanto que jamás se pueden olvidar.

    ResponderEliminar
  2. ¡Pero qué bonito!
    Dios, hoy todas os habéis aliado para crear historias perfectas de esas que me gustan a mí!
    Me estais dando la tarde xD
    Es perfecta, P.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  3. Más que querer a alguien después del olvido, se sigue queriendo el lindo recuedo que dejó a su paso.

    Lindo escrito :)

    ResponderEliminar
  4. Me encantó y te lo digo de corazón :)

    ResponderEliminar
  5. eso es asi. debe ser asi. si no, ni fue importante ni tuvo ningun sentido.

    un beso P.reciosisima :)

    ResponderEliminar
  6. Ayy yo me siento totalmente identificado con esta entrada, las cosas son así después del olvido se sigue queriendo, y esuna verdad verdadera :) Pero bueno, al final querer o no es una manera de creer que necesitamos ser completados, pero como dijo John Lennon ya nacemos así, nosotros mismos podemos tener todo lo que queremos, amar a alguien a veces e suna carga...

    GUAPA!!!

    ResponderEliminar
  7. Es, es genial. Me ha dado un vuelvo el corazón. *-*

    ResponderEliminar
  8. Precioso! :D Esas personas así de especiales que querremos por siempre son lo mejor que nos pueden pasar.

    Besos agridulces *-*

    ResponderEliminar
  9. preecioso precioso preciosoo ^^te seguimos pero ya, ya :D pasate por el nuestro : http://cuatroestrellaas.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  10. Aiis que bonito, jo, cuanta razón ;_;

    Besitos!!

    ResponderEliminar
  11. Pff has conseguido emocionarme...
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar