Parte de ellos...

día 138

No, la mía no es una de esas facultades enormes. Si entras por la puerta principal, bajas las inmensas escaleras que te encuentras de frente y te sientas en uno de esos banquitos metálicos de color azul tarde o temprano terminaras viendo pasar por delante a casi toda la facultad. Y tardaras mucho menos en verla pasar a ella, su larguísimo pelo rubio, el flequillo recién cortado y los pitillos ajustados. ¿Qué por qué ella? Porque hace ya demasiado tiempo que no escribo sobre alguien que no existe solo en mi cabeza.

10 comentarios:

  1. parece una facultad muy acogedora :)
    Besoos

    ResponderEliminar
  2. yo tambien escribo sobre personas que solo existen en mi cabeza.

    chevere.

    ResponderEliminar
  3. esa musa sin nombre que nos cruzamos cada día :)

    ResponderEliminar
  4. Esa es gran parte de la magia de la vida universitaria, la de pequeñas grandes personas que se pueden encontrar en ella... :-)

    ResponderEliminar
  5. mi universidad tampoco es esa que te imaginas cuando aun estás en el instituto y te ponen esas pelis de campus americanos. Mi universidad es oscura, está llena de graffitis y dicen que antes era una carcel para mujeres. No hay muchos rinconcitos de cesped y está lejos, lejos, lejos... pero es mi casa! :)

    ResponderEliminar
  6. Si, no todas están sólo en la cabeza... :)
    Chispas de Felicidad!

    DISFRUTA!!

    ResponderEliminar
  7. Entonces mejor que no sea una facultad inmensa

    ResponderEliminar
  8. el otro día me anoté en la facultad, vaya paso jaja.
    pd. espero viva ese flequillo rubio más de cerca

    ResponderEliminar