Parte de ellos...

día 205

Recuérdame, un día cualquiera, cuando tengas cuarenta años, mujer, dos hijos y una hipoteca. Sólo piensa en mí. Quizás un día pongan aquella película en la televisión, la que yo no paré de recomendarte hasta que la viste, y no puedas evitarlo. O comience a sonar esa canción de Pulp en la radio mientras llevas a tu hijo a su entrenamiento de fútbol. Puede que pienses en aquella actriz y sonrías en mitad de la calle recordando que tú te la pediste primero. O tal vez tu hija te pregunte que hacías cuando eras joven y sin que puedas hacer nada aparezca mi imagen en tu cabeza. Simplemente eso, acuérdate de esta ilusa con la que compartiste un par de días de cama y cuatro besos tontos.

11 comentarios:

  1. Cómo escribes.
    Te sigo desde ya :)

    ResponderEliminar
  2. Si me mandan una carta alguna vez en la vida así, yo salgo corriendo a buscarte

    ResponderEliminar
  3. Me encanta el final y bueno, todos tus textos. Te sigo desde hace tiempo y me haría mucha ilusión que te pasases por mi blog. Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Si pienso en ese otro, quiero que esté a mi lado. Me ha encantando la entrada.

    ResponderEliminar
  5. Aunque me hayas escondido en el último rincón de tu memoria...

    ResponderEliminar
  6. A muchos les pasará, o eso esperamos las que a veces nos hemos sentido poca cosa y luego hemos tenido que escuchar aquello de "me di cuenta tarde de lo mucho que vales".

    Adoro como escribes.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta como escribes,te llevo leyendo desde,bfff,ni me acuerdo,y me he hecho un blog,y me he decidido a comentarte.Me leí todas y cada una de tus entradas,y me encanta tu blog.

    ResponderEliminar
  8. Ojalá utilizara un segundo de su futuro para pensar en ese rostro sonriente.

    ResponderEliminar