Parte de ellos...

día 148

A Noli le encantaba atravesar la estación de Atocha desde el invernadero hasta el metro. Decía que entre todos los extranjeros hablando mil lenguas distintas y toda la gente con maletas podías imaginar que estabas en la otra punta del planeta. Y a mí me encantaba dejarme arrastrar a donde fuera si era de su mano.

15 comentarios:

  1. muchas veces nos da igual donde estar con tal de estar con esa persona..

    ResponderEliminar
  2. Es bonito confiar en alguien tan plenamente. Y si esa persona es tan especial como parece ser Noli...
    Me ha gustado mucho. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Es que no hay nada mejor que una ciudad cosmopolita :)

    ResponderEliminar
  4. ai si era de su mano al fin del mundo!

    ResponderEliminar
  5. A mí también me gustaría encontrar un sitio para imaginar que estoy en la otra punta del globo con la persona a la que quiero.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  6. Nunca pregunto a donde iban, la seguiría a cualquier parte :)

    ResponderEliminar
  7. Yo haría lo mismo, sin duda :)

    Pa' Poulain.

    ResponderEliminar
  8. me encanta que se desarrolle en Madriz :)

    ResponderEliminar
  9. ¡seguro que Noli tiene las manos más calentitas y reconfortantes del mundo!

    :*

    ResponderEliminar
  10. Y a mi que Atocha es un sitio que no... no. Le encuentro extremadamente triste :(

    ResponderEliminar
  11. Sin duda, la imaginación es el poder mas grande que tenemos...poder cerrar los ojos y poder viajar, a donde quieras y sin atascos! ;)

    ResponderEliminar
  12. en Atocha yo me he dejado más de una lágrima, pero también más de una sonrisa.
    Atocha es puramente Madrid.
    Y Madrid es puramente Madrid. Ai... :)


    Beso de martes bella.

    ResponderEliminar