Parte de ellos...

día 123

Aquella mañana se había despertado de malas, y encima tendría que aguantar dos horas seguidas de clase de biología, menudo aburrimiento. Llegó a clase antes de tiempo. Se sentó en su pupitre y comenzó a charlar con su compañera. De pronto comenzó a ver caras de sorpresa de las chicas que miraban a la puerta y, antes de que la diera tiempo a girarse alguien la tapó los ojos. Comenzó a palpar las manos que la cubrían los ojos tratando de averiguar quien sería su dueño, pero lo único que consiguió adivinar es que aquellas manos no eran de chica. ¿Un chico en su colegio? ¡Cómo le vieran las monjas! Y además había ido a verla a ella... ¡a ella! ¿Quién podría ser?

-¿Quién eres tú?

-Quien tú quieras que sea.- respondió el extraño. María se giró para encontrarse frente a frente con la cara de Ethan. - Vámonos de aquí.

Una inmensa sonrisa adornó sus labios. Su perspectiva del día acababa de dar un giro de 180 grados.

10 comentarios:

  1. Vaya, parece que adivino que hoy necesitaba hacer otra cosa.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Ojalá me ocurriera algo así..... ains.

    ResponderEliminar
  3. Awwwww todo tipo The OC xDD y esos son los días en los que estudiar es la última de las opciones! :D

    ResponderEliminar
  4. Vaya, eso de despertarte de malas y que te ocurra algo así... Seguro que se le quito el enfado.
    Me encanta la entrada!!

    DiSFRUTA!!

    ResponderEliminar
  5. yo necesito un giro de 180º, la verdad

    beso,preciosa

    ResponderEliminar
  6. Yo también quiero sorpresas de ese tipo!
    ¡besos!

    ResponderEliminar
  7. Bonita sorpresa y buena manera de alegrarle el día...

    ResponderEliminar
  8. quiero uno aasi, tus entradas me dejan pensando que no ahy chicos ocmo los que imaginamoos

    ResponderEliminar