Parte de ellos...

día 106

Tuve que quemar un mechón de pelo, un pintalabios, varios collares y un anillo, un cigarrillo con un número de teléfono apuntado y algunas cartas que ya no tenían significado. Lo quemé todo, te quemé vivo. Porque ya no vivías para mí.

9 comentarios:

  1. Una de las mejores cosas para empezar a olvidar, sí señor.

    Un muá(h) y un sugu de frambuesa!

    ResponderEliminar
  2. Y que hacer mas tarde sin esas cosas...
    Brillante.

    ResponderEliminar
  3. Pues hare lo mismo, espero que me sirva..

    ResponderEliminar
  4. Yo también debería empezar a llevar un mechero en el bolsillo...

    ResponderEliminar
  5. Si no un mechero, por lo menos unas cerillas :)
    Simplemente Genial!

    Un Beso!

    ResponderEliminar
  6. muuuuuuuuuuy buena, quemar para olvidar!!
    Un besoo

    ResponderEliminar
  7. Ojala como se queman las cosas, se pudieran quemar los recuerdos...

    ResponderEliminar
  8. No siempre funciona, pero debemos tener esperanzas :)
    Unbesazo!

    ResponderEliminar