Parte de ellos...

día 97

Y es que a Toño ya ni le interesan las niñas de su edad. Cree que son unas inmaduras demasiado inocentes. Prefiere mil veces los ojos oscuros y llenos de melancolía de su no-princesa que las miradas cristalinas de las niñas buenas. Porque, por muy inocente que parezca, sabe que una persona así no se cruza dos veces en tú vida y debe aprovechar el tiempo que ella decida quedarse. Porque las chicas malas son como una droga. En especial sin no son malas, si no que la vida es mala con ellas.

11 comentarios:

  1. pero el es bueno. y las chicas, siempre se quedan con el malo.
    un saludo en la lejania.

    ResponderEliminar
  2. Es una contradicción..
    Si a los hombres les gusta las chicas malas mayores, y a las chicas buenas les gustan los hombres malos mayores..

    Falla algo

    ResponderEliminar
  3. Pero una droga de las buenas, de las que valen la pena... ;)

    ResponderEliminar
  4. Los chicos ahora quieren las Goog Girls, que Go Bad. Todo lo que ellos se sientan capaz de no dominar... o si...

    ResponderEliminar
  5. La ultima frase del texto se me quedo revoloteando un rato... :)

    ResponderEliminar
  6. en especial eso, que hay que preguntarse porqué las chicas son malaas!

    ResponderEliminar
  7. Porqué nos gusta lo que nos hace daño?

    ResponderEliminar
  8. Me identifico bastante con Toño, "Las niñas buenas" no suponen retos mientras que "Las chicas malas" son un continuo desafio.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  9. Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. totalmente de acuerdo, la maldad es como una droga que te vuelve adicto.. no puedes vivir con ellos ni sin ellos..
    un abrazo y lindo blog!

    ResponderEliminar