Parte de ellos...

día 89

Estaba apoyado en la barra cuando dos suaves golpecitos en el hombro le hicieron darse la vuelta y encontrarse de frente con una rubia despampanante a la que conocía bien.

-Hola.- dijo esta con una sonrisa inmensa en los labios.

-Hola, .-respondió él.- ¿hoy no vendrá tu amiga hecha una furia, como el otro día?

-No, tranquilo.- dijo Noli riendo.- Hoy es completamente distinto.

-¿Ah, si? Y eso ¿por qué?

-Porque hoy invito yo, a la copa y al paseo.

5 comentarios:

  1. Entonces eso lo cambia todo... ;)

    ResponderEliminar
  2. ¿Para qué andarse con rodeos? Muy bien hecho, sí señor.

    Un muá(h) y un sugu de menta!

    ResponderEliminar
  3. Esa Noli! Cada día más me cae genial esta chica! Que él no se la pierda!!

    ResponderEliminar
  4. Todo cambia, hoy invita ella! jajaj ;)

    ResponderEliminar