Parte de ellos...

día 36

Hay veces que algo, ya sea una frase, una caricia, un beso o una mirada, te provocan un escalofrío en la espalda tan intenso que lo buscas y lo buscas para que vuelva a repetirse. Una y mil veces.

4 comentarios:

  1. Son los mejores escalofríos :)

    ResponderEliminar
  2. Generándose una adicción, jaja. Suele sucederme

    ResponderEliminar
  3. sii, como cuando te toca y sientes que algo arde o que tu corazón bombea a mil por minuto.

    ResponderEliminar